04 de març 2013

I les protestes?


Quan no sé què més fer, o pensar o dir, m'autoflagelo, llegeixo Rebelión i sempre hi ha qui, des del més saber o més enllà pensar, em dóna llum.


Entrevista l 'historiador Josep Fontana, autor de "El futuro es un país extraño. Una reflexión sobre la crisis social de principios del siglo XXI"
"El sistema está preparado para evitar el estallido social"
............

–¿Y los movimientos de protesta? 

- Pero no hay alternativas. Que salgan en manifestación chiquillos no importa a nadie. Mientras vayan a la Puerta del Sol o la plaza de Catalunya y sus padres voten al PP o a CiU, no hay nada que hacer. ¿De dónde tendría que venir este estallido social? El movimiento que parecía que iba a ser el futuro, el de Occupy y los indignados, sigue funcionando pero está completamente controlado, en el sentido de que está disgregado. Se están haciendo cosas pequeñas, aisladas, frente a unos medios para controlarlas que son cada vez más eficaces. Y eso que en Europa tienen mucho que aprender de EEUU, seguramente porque tienen pocas amenazas de las que preocuparse. Los movimientos de protesta y de queja son aún de naturaleza muy puntual. Representan solo intereses sectoriales y no consiguen movilizar nada en una gran escala. Movilizarse contra las hipotecas para conseguir la dación en pago es poner una cataplasma. Pueden dormir tranquilos por este lado, y evidentemente duermen tranquilos. Aunque de momento, desde el Ministerio de Justicia se empieza, por un lado, a penalizar la protesta de manera que te pueden llevar a la cárcel por cualquier cosa, y por el otro a dificultar los medios de acceso a cualquier tipo de reclamación. 

–En su último artículo en EL PERIÓDICO decía que los sobres a los políticos eran la calderilla.–Lo importante es qué han dado las empresas para lograr contratos y concesiones. Las contrapartidas. El problema es una política comprada por los intereses económicos dominantes y contra la cual nuestra capacidad de reacción es nula, a excepción de la posibilidad de arrancarle alguna concesión mordiendo por aquí o por allá. Se ha pasado del juego de condicionar la política a privatizar el Estado mismo, a convertir esto en un sistema en que serás, fundamentalmente, un individuo que paga por cualquier servicio que necesites. 

–¿Entonces podremos hablar de ciudadanía o de servidumbre? 

–Sí, en un sentido prácticamente medieval. Examinar lo que sucede en EEUU es bueno porque ves que son reglas de funcionamiento que tardarán un poco más en llegar, porque el colchón de la protección social es más grande, pero que llegarán. En EEUU les dicen que el nivel de educación es fundamental para lograr un puesto de trabajo bien remunerado, que la educación es cara y que es necesario que pidan préstamos. Y el drama que en EEUU significa la deuda que los estudiantes no pueden devolver es parecido al de aquí con los desahucios. Este es el grado de perversión de las reglas sociales, mientras el sistema tiene una capacidad increíble para seguir engañando y distrayendo a la gente. El retorno a un sistema feudal es gravísimo. Por eso hablo de crisis social, no económica. Démonos cuenta de que la historia ha dado un giro global, importante, que lleva hacia donde lleva, y que es necesaria una toma de conciencia. 
...........
llegir tot aquí

3 comentaris:

joan gasull ha dit...

jo només se que cada dia tallen la N II a Bàscara i ningú dels mitjants en parla. No saps lo que rebenta estar fent cua i només escoltar els problemes del puto nus de la trinitat.
Si volem que les protestes facin alguna cosa haurem de passar al següent nivell.......

zel ha dit...

Ei va, completament d'acord, el centrobarcelonisme és una putada, i els mitjans ignoren Girona per sistema...

Oliva ha dit...

FOC D'ENCENALLS ESTIMADA.....I ELLS HO SABEN.